domingo, 18 de octubre de 2009

el italiano...

Sin imagen de él, más que la que conservo en mi cabeza yo y muchos más que seguramente saben del italiano indigente que rolaba por cancún escribo hoy en sesión urgente y necesaria...josé miguel lo había adoptado y se le llenaban lo ojitos de agua cada vez que le daba algo, ropa, comida, un dolar...no se que sentía cuando lo hacía pero yo me burlaba y le decía : ahí esta tu indigente...un tipo muy alto, flaco moreno de cabello rubio, sucio y rizado...de ojos azules...tal vez jose miguel se proyectaba en él...fuera de burla solía decirle que no era buena su adopción por muy noble que fuera su intención, que debía darle trabajo si quería ayudarlo...yo sabía que existía de antes, era uno de esos habitantes populares que forman parte del folclor de la ciudad...un día apareció por nuestras calles, se sentaba todos los días frente al oxxo y junto a la lavandería...andaba por ahi, con su inconfundible figura de fantasma extranjera...¿cómo te llamas? -le preguntó jose miguel-....juan, me llamo juan...ah!!! parla italiano....no, mejor español...y ahi empezó su historia...juan parecía desconcertado ante la amabilidad no requerida de jose miguel...cuando caminabamos juntos se veían desde lejos...cuando iba yo sola procuraba no mirarlo demasiado, una ojeada nada más para comprobar que llevaba puesto lo que jose miguel le había regalado la noche anterior....un tipo con una historia desconocida, callado, o que entendía poco del castellano....y que sin querer se cruzó en mi vida por un momento, de forma indirecta....hoy en la lavandería lo escuché sin querer...me dolió escuchar sobre su muerte, la panza se me hizo pequeñita y me dió un vuelco leve el pecho...me sorprendió la forma brutal en la que la encargada contaba la noticia a otra señora mientras recordaban lo amable pero violento y loco que estaba el hombre...no sabían que se llamaba juan....la señora dijo que habia salido algo en el periódico así que salí a comprarlo....la descripción no encaja....será él?....lo sabré con los días, si es que veo aparecer su larguirucho cuerpo por avenida la luna...y si no...al menos no se irá a la fosa común, sábete juan que de alguna manera, en esta ciudad afectaste con tu presencia al menos a dos almas, que formaste parte de algo y sobre todo que a alguien le importaste...si ya no estas aqui mis oraciones van por ti...y las de jose miguel....que estés en un mejor lugar, donde el alcohol ya no sea necesario, ni la comida ni la ropa ni el dinero y donde no haya gente que te mire con desprecio...que sea un lugar de mucha luz y mucha paz...que asi sea...
buenas noches...