domingo, 12 de octubre de 2008

Montaña rusa...secretas intenciones


Tengo que hacerme un reclamo público. La cosa es seria, joder...Cuando salí de casa en busca de independencia y realización no pensé en lo que me esperaba, estaba ahí frente a mis ojos y no lo vi venir caray... ¿en qué maldito momento decidí convertirme en ama de casa??? Seis meses tuvieron que pasar para encontrar un empleo a mi gusto, ese no es el problema, lo terrible fue que durante ese tiempo asumí que como no estaba aportando dinero en mi ahora casa era mi deber ocuparme por completo de ella...y así vivíamos "contentos", él en sus obligaciones de hombre y yo, como dijeran en mi pueblo, en las labores propias de mi sexo... Qué tiempo valioso desperdiciado en limpiar y buscar que todo quede impecable para que cuando él llegase viera todo perfecto, casa brillante, comida en la mesa, ropa limpia...él creciendo en el trabajo y yo hundiéndome....pero no lo culpo, en verdad no es su culpa sino mía...mía y de nuestros ancestros femeninos que han educado a sus hijos para ser atendidos y dependientes de nuestros cuidados, por hacernos creer que la vida en pareja funciona sólo si asumimos los roles que nos "corresponden"....los problemas empezaron cada vez que me revelaba ante la escoba y el baño sucio...y la verdad es que me da algo de miedo, por aquéllo de mujer que sabe latín.... Vivir con un completo desconocido -ah porque cómo se transforman las personas cuando en verdad empiezas a conocerles- no es nada sencillo de por sí, unos días amanezco y no me quiero desprender de sus brazos y otros muchos siento que no se qué hacemos juntos...pero mucho de eso tiene que ver con su estructura educacional y la mía claro, en los detalles de la convivencia cotidiana que me hacen explotar más por dentro que lo que realmente le hago saber. El reclamo para mí es que nunca debí permitir que sucediera, me doy cuenta de que no he sido la mujer independiente que pensaba que era y que me puesto en los hombros responsabilidades que no me corresponden....¿por qué nos vamos a vivir en pareja?..."el que tenga ojos, que vea" jajajajajajajaja se los dejo de tarea....

¿Y cómo arreglo eso ahora?... Ambos trabajamos en lo que nos gusta, volvemos a llevarnos bien!! lo cual es maravilloso, pero y la casa, quién se ocupa de ella?...siento con horror que huele a perro y a gato cuando llego, las garrapatas están invadiendo las paredes, la ropa sucia esta amontonada, los trastes se desbordan en la cocina y ni hablar de las comidas ahora, en esos meses descubrí que soy buena cocinera pero ya no tengo tiempo y cualquier cosa es buena para llenar la barriga, pero en algún momento el cuerpo me cobrará la factura....y vaya pues, no me perdono, sigo siendo yo quien hace la mayor parte, porque cuando pasan días y veo que el hombre no mueve un dedo no puedo quedarme sentada....qué hacer? maldición! quiero que él se haga responsable de sí mismo, quiero aprender a ser responsable de mi sin sentirme culpable por soltarle la reata, porque no nos hagamos tontas camaradas, eso de hacerle todo al machito es para tenerlo bien controlado, cierto? y la cosa es que si esto va a funcionar será solamente si ambos caminamos a la par y vemos en la misma dirección, si aprendemos a respetar los espacios y el cansancio del otro, haciendo lo que nos toca en esta casa que los dos habitamos...sería ideal no necesitarnos para estar bien y aún así querer seguir adelante juntos...

4 comentarios:

vEra la tanguera dijo...

¡reina! ¡A la vio a la vao a bim bom va! ¡Mi comadre! ¡mi comadre! RA RA RA!!! EStoy contigo... en lo que sea... buena buena vibra... y que buena vomitada virtual... ¡besitos!

La Chili dijo...

Primero hola
Apenas me entero de la existencia de este espacio, yo ando escondida por ahora y mi blog no anda público por ahora, pero si quieres te agrego.
Todo lo que escribes me suena tan familiar, pero no tengo ninguna respuesta, y lo peor es que no solo no tengo una buena respuesta a esas interrogantes, sino que cada vez creo más que las mujeres a su casa y los hombres a traer el mamut, pero eso sí, que valoren lo que hacemos como un trabajo más agotador y demandante que el suyo, que empecemos por valorarlo nosotras mismas.
No se, pero bueno, pues te mando buena vibra.
Un abrazo,
n.

vEra la tanguera dijo...

Queridísima aromática comadre de mi cucharón: ¿Cuando va a escribir algo nuevo? Vengo y vengo y nada de nada... ya quiero saber de usté por su tecleo pudoroso y aceptémoslo... exhibicionista... jajajajajajajaja
Se le extraña... Besitisimísimos y mucha mucha buena vibra...

La Chili dijo...

Yo también quiero saber más, mi blog esta de nuevo púbico, digo público y por acá nada, ¿o qué? ¿la escoba y la sartén no le dejan tiempo? ji, no se me enchile si nomás quier saber de usté.